Coro Nacional

Coro Nacional
Cantando para su Gloria

El Coro Nacional de la Iglesia Unida Metodista Pentecostal nace en el año 1989 mediante la inspiración de nuestro amado y recordado obispo Carlos San Martín Pulgar, quien nombra al hermano Mario Ulloa González Director General. El hermano Mario, poseedor de una basta experiencia en el trabajo de coros, quien además fue director del coro de la Catedral Evangélica de Jotabeche en el tiempo del obispo Manuel Umaña Salinas, fija como primera tarea la creación de un grupo de trabajo que pudiese enseñar y unificar las alabanzas especiales y del himnario, labor que se extendería durante nueve años.

La primera presentación del Coro Nacional es en la Conferencia Anual de Pastores y Delegados en febrero del año 1990, experiencia que marcaría el inicio de una tradición en nuestra corporación.

Tras el paso del tiempo, en el año 1998, Dios honra al hermano Luis Proboste García en la dirección del “Coro Metropolitano”. En esta nueva etapa, Dios le permite a este coro ser parte de importantes y diversas presentaciones, representando no solo a la Iglesia Unida, sino que también, a la Iglesia evangélica chilena.

Se recuerda con especial consideración, distintos hitos que fueron parte del aprendizaje y crecimiento musical del coro, como por ejemplo, el servicio de Acción de Gracias realizado en el Edificio Diego Portales (2001) y las giras evangelísticas del Doctor Luis Palau y Mark Case (2003) en el estadio Santa Laura y en el Templo Chile respectivamente.

En julio del 2003, el coro fue parte del servicio de confraternidad con la Iglesia Metodista Pentecostal de San Bernardo. En el año 2004 participó en el evento “Chile para Cristo” realizado en el Estadio Nacional. Ese mismo año en diciembre, se participó en el evento “Chile canta a Cristo” realizado en la Plaza de La Constitución, lugar en el cual se tuvo la gran honra de colaborar e integrar el coro pentecostal más numeroso a nivel interdenominacional, participando de históricos ensayos en la Catedral Evangélica de Jotabeche.

Uno de los recuerdos más significativos y trascendentales en la historia del Coro Metropolitano, fue la invitación realizada por JIUMP para participar de su vigésimo cuarto aniversario en el Teatro Monumental, bajo el lema “Un amigo para Cristo” en agosto de 2000. Más de ocho mil jóvenes participaron de la jornada, siendo este uno de los eventos con mayor convocatoria realizados por nuestra Iglesia, hasta ese momento.

Por primera vez se presentaba un coro pentecostal de más de trescientas personas utilizando recursos técnicos impensados para la época. Himnos como “Adonde Huiré”, “Mora en mi Vida”, “Cristo tu Mejor Amigo” y “Tu Nombre Santo Es”, marcaron el despertar musical de muchos coros instrumentales.

Posterior a esta inolvidable experiencia, en el año 2009 la Iglesia Unida conmemora el Centenario del Avivamiento Pentecostal en Chile en el Movistar Arena. En esta oportunidad, el Coro Metropolitano tuvo la función de organizar a más de dos mil coristas representantes de nuestras iglesias en un evento que convocó a más de quince mil personas.

Durante todos los años citados, se destaca con profundo aprecio el trabajo del coro con relación al acompañamiento incondicional en todos los eventos en los cuales se apoyó a nuestro obispo Carlos San Martín, honorable labor que ejercimos hasta el día de su partida.

En el año 2010 el pastor presidente de IUMP, Juan Ormeño Lagos (actual obispo de nuestra iglesia) nombra como Director General del coro al hermano Luis Alejandro Rocco Henríquez (actual pastor de la iglesia Tercera de La Florida), junto a un grupo de hermanos directores. El hasta entonces “Coro Metropolitano” retoma simbólicamente su nombre inicial, a partir de la visión de nuestro obispo, quien sintió la necesidad de unificar a todos los coros de nuestra Iglesia Unida. Bajo esta nueva dirección, se comienzan a realizar ensayos en diferentes puntos de nuestro país, con el objetivo de compartir alabanzas con los numerosos coros de nuestra Iglesia Unida, y de velar por la inclusión de gran parte de los coristas a nivel nacional.

Cinco años después, se avecinaba uno de los eventos más trascendentales de nuestra iglesia, evento histórico que se organizó a la luz de la unión y cooperación de un gran número de coristas representantes de distintas iglesias. En el año 2015 celebramos la conmemoración del cincuentenario de la Iglesia Unida en tres zonas de nuestro país (norte, centro y sur).

A lo largo de todos estos años de desarrollo espiritual y musical, el coro tuvo la bendición de producir material discográfico, con alabanzas que han resonado en muchos de nuestros cultos, en las radios nacionales e iglesias interdenominacionales. Discos como “Miré a Jesús” (1994), “Mirar Allá” (2005), “Cantad” (2011) y “Te Adoro” (2015).

Agradecemos al Señor por permitirnos durante estos casi treinta años nutrirnos cada día más de su gracia e ir forjando carácter como cuerpo de su iglesia. Agradecemos a cada hermano y hermana que ha integrado las filas del coro, ofrendando sus talentos en beneficio de la obra, especialmente a todos aquellos que con mucho esfuerzo y dedicación sentaron las bases de un mover musical que paulatinamente se ha perfeccionado en el tiempo, y que hoy nos permite con libertad exaltar el nombre de Dios con excelencia. Anhelamos seguir siendo instrumentos en las manos de Dios, pero por sobretodo, queremos ser adoradores en espíritu y en verdad.


 Previous All worksNext