2.- Iglesia Unida

RECONOCIMIENTO POSTUMO PRA.FELICIA FREDES DE SOLORZA 2.- Iglesia Unida

RECONOCIMIENTO POSTUMO PRA.FELICIA FREDES DE SOLORZA

Estimada antes los ojos de Dios.

  • RECONOCIMIENTO POSTUMO PRA.FELICIA FREDES DE SOLORZA

“Estimada es a los ojos de YHVH la muerte de sus santos.”

Salmos 116:15

 

Cuando Dios observa desde la eternidad el momento en que Él llama a uno de los suyos, el sentimiento es de amabilidad, de amor, de cuidado y estima. Es él mismo quien se agacha para reverenciar a quien le ha servido de esa manera en esta tierra. El día de ayer, ocurrió esto en el cielo y el resultado acá se ha sentido, nuestra gran pastora “Ichita” apartada para Él, ha conocido la verdadera misericordia de su Salvador eterno, quien con mucho cuidado y amor la ha tratado.

***

Formalmente como Iglesia Unida venimos a dar las más sinceras condolencias a nuestro pastor Presbítero Mario Solorza y a toda la familia de nuestra querida pastora Felicia Fredes de Solorza, incluyendo a la gran congregación de la 1° IUMP de Quinta Normal, en Santiago.

Con una historia de vida apartada para su Señor, ha sido llamada al justo descanso de los que Dios trata con amabilidad y delicadeza.

Nuestra pastora “Ichita” con una carrera muy productiva en el ministerio, quedará en los registros de la historia como una de las más antiguas de nuestra Iglesia Unida, trabajando codo a codo con nuestra primera pastora Diaconisa Otilia Alvarado de San Martín y el Directorio de Pastoras en el comienzo de esta obra. Estuvo muchos años en la 1° Iump de San Fernando mostrando su cariño y tesón en la obra de Dios. Luego fue enviada a Colón Oriente hasta que Dios requiere su servicio en Quinta Normal, donde enseñó, amó y apoyo a su esposo en cada momento de su vida, con gracia y esmero notable. Su amor fraterno y carácter no se olvidarán. En el último tiempo soportó un proceso delicado de salud, siendo asistida por su amado esposo y los hermanos de la congregación. La aflicción terminó y ahora duerme en los brazos de su amado Dios.

Junto a nuestra diaconisa Alicia Parada de Ormeño y el cuerpo de pastoras, la reconocemos y nos unimos al dolor de este llamado celestial, confiando solamente en la esperanza del momento en que Jesús venga por todos los suyos, muertos y vivos para reunirnos a todos en su gloria. La paz, consuelo y bondad del Eterno sea sobre sus vidas y sobre la iglesia.

 

OBISPO JUAN ORMEÑO LAGOS Y SU DIRECTORIO


 Previous All worksNext