Vida Cristiana

La Familia : El diseño perfecto de Dios Vida Cristiana

La Familia : El diseño perfecto de Dios

Estructuraremos el estudio en 4 partes: 1° Parte : La familia obra & diseño divino. 2° Parte: Propósito y fin de la Familia. 3° Parte: El plan satánico. 4° Parte: Conclusión: En la actualidad.

  • La Familia : El diseño perfecto de Dios

1.- lA FAMILIA OBRA & DISEÑO divino.

 “He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre” (Salmo 127:3

                La familia, es la institución creada e ideada por Dios, con el maravilloso propósito de ser el fundamento firme de nuestra sociedad. Fue escogida por Dios para traer nuevos seres al mundo, y para que, en su cobertura, sean cuidados, guiados, educados, instruidos y preparados para que en el futuro sean las personas sólidas emocional, intelectual y espíritualmente que necesita una sociedad para crecer sana e íntegra.

El plan de Dios siempre es perfecto, y su voluntad es que el hombre se desarrolle íntegramente, obedeciendo sus estatutos, pues solo de esta forma, el hombre vivirá en plenitud de vida, y lo que es más importante, alcanzar junto a toda su familia la salvación de su alma.

                Sabemos, que Dios quiere que todos los hombres sean salvos, y vengan al conocimiento de la verdad, no obstante, como algo muy importante y especial para nuestro Dios, es la salvación de la familia (tu casa). Le dice el apóstol Pablo al carcelero de Filipos “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tú y tu casa”.

Y le dijo Dios a Noé: “Y he aquí que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá. Mas estableceré mi pacto contigo, y entrarás en el arca tú, tus hijos, tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo”(Génesis 6:17-18)

Tenemos que entender, que es nuestra responsabilidad ocuparnos de nuestra salvación con temor y con temblor porque ¿Cómo escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande?

Somos nosotros, los padres, los que tenemos el gran compromiso de ser verdaderos cristianos, de tener una fe viva y ser ejemplo para nuestros hijos. En el capítulo 6 de Deuteronomio versos 1al 9, el Señor nuestro Dios nos enseña y ordena;

“Estos, pues, son los mandamientos, estatutos y decretos que Jehová vuestro Dios mandó que os enseñase, para que los pongáis por obra en la tierra a la cual pasáis vosotros para tomarla; Para que temas a Jehová tu Dios, guardando todos sus estatutos y sus mandamientos que yo te mando, tú, tu hijo, y el hijo de tu hijo, todos los días de tu vida, para que tus días sean prolongados. Oye, pues, oh Israel, y cuida de ponerlos por obra, para que te vaya bien en la tierra que fluye leche y miel, y os multipliquéis, como te ha dicho Jehová el Dios de tus padres. Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es. Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;  y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.”

La mejor forma de manifestar el amor a nuestro Dios, es interesarse en el bienestar espiritual de los hijos, y tratar de conducirlos a una relación de fe con Dios. La instrucción piadosa de los hijos debe ser uno de los intereses más importante de los padres “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. La instrucción espiritual debe centrarse en el hogar, con la participación del padre y de la madre. La devoción al Señor en el hogar, no es una opción, más bien es un mandamiento.

Qué hermoso resulta oír las palabra del apóstol Pablo en su segunda carta a Timoteo, su amado hijo en la fe, encontrándose preso en Roma y esperando su muerte le escribe diciendo: “Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quien has aprendido; y que desde la niñez has sabido las sagradas escrituras , las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.  Y también dice :  trayendo a la memoria la fe no fingida que hay en ti, la cual habitó primero en tu abuela Loida, y en tu madre Eunice, y estoy seguro que en ti también.

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” ( 2da Timoteo 3:16-1)

 2.-  Propósito y fin de la Familia.

 “Una cosa he demandado a Jehová, ésta buscaré; Que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, Para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo” (Salmos 27:4)

Es así como en el plan de Dios está la familia , para ser el sustento de la sociedad, de la misma manera es también el soporte que le dará la vida a la iglesia, pues en el servicio de Dios, todos tenemos oportunidades de desarrollarnos espiritualmente, los niños, los jóvenes, las mujeres, los varones y ancianos. En la iglesia hay un lugar para todos los que formamos parte de una familia, y es en la iglesia donde la familia se ve fortalecida. Hebreos capítulo 10 versículos 24 y 25 nos dice: “Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca”

Y el apóstol Pablo le dice a Timoteo, “Para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad”

Ya vimos en la primera etapa de este estudio, que la instrucción espiritual debe centrarse en el hogar, pero de allí emana y crece la gran necesidad que tenemos los hijos de Dios, los verdaderos cristiano, de congregarnos y reunirnos para adorar en la comunión de los santos a nuestro gran Dios y Señor Jesucristo.

¡Qué bueno es ser parte de una congregación! donde podemos servir a Dios, creciendo en la gracia de nuestro Señor Jesucristo, procurando ser fieles hasta el fin de la carrera, donde tenemos la oportunidad de trabajar nuestros dones, y multiplicar nuestros talentos, siendo parte activa y comprometida en todos los trabajos y servicios de la iglesia.

¡Cuán amables son tus moradas, oh Jehová de los ejércitos!
Anhela mi alma y aun ardientemente desea los atrios de Jehová; Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo. Aun el gorrión halla casa, y la golondrina nido para sí, donde ponga sus polluelos, Cerca de tus altares, oh Jehová de los ejércitos, Rey mío, y Dios mío.
Bienaventurados los que habitan en tu casa; perpetuamente te alabarán. Selah

3.-  El plan Satánico. 

 

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”(Juan 10:10)

                Desde tiempos inmemoriales, el enemigo de Dios, que también es nuestro enemigo, ha planeado destruir  lo creado por Dios. Su afán, desde que fue expulsado del cielo, ha sido estropear lo perfecto y maravilloso de la creación de Dios, siendo su principal objetivo, destruir al hombre, y por ende a la Familia.

Todo esto comenzó con un hermoso matrimonio “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, varón y hembra los creó y los bendijo Dios, y les dijo : Fructificad y multiplicaos: Llenad la Tierra, y sojuzgadla”.  

                Preguntémonos; está nuestro matrimonio, nuestros hijos y nuestro hogar, bendecido por Dios? ¿O ha logrado el diablo penetrar el cerco, y engañarnos, como a nuestros primeros padres en el huerto del Edén, robando y destruyendo lo más preciado que ellos tenían, la comunión con su Dios y por ende su bendición? “Tesoro precioso hay en la casa del sabio, más el insensato, todo lo disipa”. Hay cosas que de una forma muy especial Dios ha creado o ha hecho para ti, y las ha puesto en tus manos para su cuidado, como fue en el huerto, que de una forma especial Dios plantó para ellos, un lugar de delicias, era su hogar, un nido de amor perfectamente diseñado, pero ellos no valoraron lo que tenían junto a Dios, y le desobedecieron, escuchando la voz del tentador, con las consecuencias ya conocidas, (no lo labraron y no lo cuidaron).

“La mujer sabia edifica su casa, más la necia con sus manos la derriba”. Pero Dios es bueno, y todo lo puede cambiar, si queremos;
“¡Cuán preciosa, oh Dios, es tu misericordia!
Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de tus alas.
Serán completamente saciados de la grosura de tu casa, Y tú los abrevarás del torrente de tus delicias.
Porque contigo está el manantial de la vida; En tu luz veremos la luz”. (
Salmos 36:7-9)

Sabemos, que el ladrón ha venido para hurtar, matar y destruir, veamos su acción, y peleemos la buena batalla de la fe, para que satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.

Primera de Reyes capítulo 20, desde el verso 1 al 6 dice: “ Entonces Ben-adad rey de Siria juntó a todo su ejército, y con él a treinta y dos reyes, con caballos y carros; y subió y sitió a Samaria, y la combatió.
Y envió mensajeros a la ciudad a Acab rey de Israel, diciendo:
Así ha dicho Ben-adad: Tu plata y tu oro son míos, y tus mujeres y tus hijos hermosos son míos.
Y el rey de Israel respondió y dijo: Como tú dices, rey señor mío, yo soy tuyo, y todo lo que tengo.
Volviendo los mensajeros otra vez, dijeron: Así dijo Ben-adad: Yo te envié a decir: Tu plata y tu oro, y tus mujeres y tus hijos me darás.
Además, mañana a estas horas enviaré yo a ti mis siervos, los cuales registrarán tu casa, y las casas de tus siervos; y tomarán y llevarán todo lo precioso que tengas”.

Les pregunto : ¿Vamos a entregarlo todo sin pelear? ¿Nos rendiremos fácilmente a lo que él quiere?  ¿Vamos a dejar que se lleve a los nuestros; hijos , nietos, esposa , marido?  Peor aún  ¿Vamos a dejar que se lleve nuestro principal                 tesoro,  nuestra fe, salvación, gozo y la alegría que tenemos junto a Dios?

Muchas veces y más a menudo de lo que podríamos pensar, vemos la acción satánica disfrazada, a veces oculta de muchas formas, por aún en ocasiones en forma directa y explícita. Con nuestros propios ojos y sentidos vemos cómo nos arrebata todo lo que queremos  y no hacemos nada para detenerlo:

"Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina" ( 2da Timoteo 4:1-2)

Defendamos nuestro hogar, familia y fe de la acción satánica. No olvidemos nunca que nuestra lucha es diaria constante (Efesios 6:12), no hay tregua para el enemigo de nuestras almas ya que él no tendrá misericordia de nosotros:

“Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (1ra Pedro 5.8)

 Recordemos que su único y principal propósito es destruir todo lo que Dios ha formado.

“He aquí yo vengo pronto: retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona”.

 

4.-  conclusión: En la actualidad

Hoy, la familia está siendo atacada en lo moral y desgarrada por toda la actividad pecaminosa social reforzadas a diario por el bombardeo mediático que empuja a la sociedad a conducirse por el camino que el diablo quiere.

La moral de Dios tiene nula presencia en los colegios, universidades, Parlamento, medios escritos, emisoras radiales, televisión abierta, etc.etc.   Por lo tanto, tanto nosotros como nuestros hijos estamos expuestos a diario a la inmoralidad patrocinada por satanás.

Hoy, más que nunca, la solidez de la familia se está viendo menguada por leyes humanas que atentan contra los principios  divinos, santos y eternos dados por Dios en su palabra. El hombre en su afán incesante de querer prescindir de Dios, dicta leyes a su antojo alimentando la concupiscencia de los hombres causando mayores estragos en una sociedad en decadencia.

El divorcio, el aborto, leyes  pro LGTB (Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transgénero) han sido el resultado de la soberbia del hombre al creer que puede dejar a Dios de lado. No se dan cuenta que el autor, creador y consumador de la vida y la fe  jamás podrá ser sacado de la historia, pues él es el artífice por excelencia de la vida misma. 

Hoy, la Iglesia del Señor, está en pie de guerra, pues la iglesia es la institución dejada por Dios para seguir sus huellas, vivir bajo sus normas y principios, defender sus mandamientos y demostrar al mundo que sí se puede vivir como Dios dijo. 

Hoy, es el tiempo que la iglesia del Señor se levante con mayor poder aún, se vuelva a Dios con todo su corazón, clame al cielo por un avivamiento, se despierte a orar con fervor, y comience a defender el legado de Dios. Nuestro enemigo nos puede dar algunas bofetadas pero debemos recordar, que el Rey de Reyes, Señor de Señores, el Alfa y Omega , el Principio y el Fin, el León de la tribu de Judá, el Todopoderoso Dios, es quien pelea por su Iglesia.

Aporte Web : Pastor Alfredo Molina


 Previous All worksNext