Biblia

Evidencias históricas y arqueológicas Biblia

Evidencias históricas y arqueológicas

En este siglo XXI todas las líneas de la ciencia del hombre están ayudando a fortalecer el relato bíblico. En todas las áreas de la misma, la verdad de los escritos toma fuerza. Es por esto que tendremos esta sección de Evidencias históricas y arqueológicas que nos ayudan a argumentar externamente nuestra fe, donde con simples herramientas se han efectuado grandes descubrimientos. Estaremos periódicamente entregando este material para bendición de nuestras vidas.

  • Evidencias históricas y arqueológicas

A continuación encontrarán 3 evidencias históricas donde los descubrimientos arqueológicos corroboran lo que dice la Biblia.


1.      Transcrito un rollo de pergamino carbonizado del Levítico hallado en la sinagoga de Ein Gedi.


En los años 70 un arqueólogo localizó un fragmento carbonizado de un rollo de pergamino en las ruinas de un antiguo asentamiento cerca del Mar Muerto. Estaba dentro de un arca sagrada en lo que había sido la sinagoga bizantina de Ein Gedi y su estado era tan frágil que los expertos decidieron no desenrollarlo para así evitar un mayor deterioro. Brent Seales, profesor de la Universidad de Kentucky y su equipo anunciaron que el pergamino había sido transcrito digitalmente. Trabajaron con un escáner micro CT de rayos X, un dispositivo similar a los que se utiliza en tomografía digital médica, y con un software desarrollado a medida pudieron revelar el contenido del manuscrito, datado hace 1.500 años. Se trata de los primeros 8 versos del libro del Levítico y, aparte de los manuscritos del Mar Muerto, es el rollo más antiguo conocido de un libro de la Biblia.



2.      La casa de Jesús en Nazareth.

Los arqueólogos de la Universidad de Reading, dirigidos por el profesor Ken Dark, identificaron una casa del siglo I d.C. en Nazaret donde pudo vivir Jesús con sus padres José y María. Esta casa de piedra y mortero la descubrieron en 1880 las monjas del convento de las Hermanas de Nazaret y, aunque es imposible asegurar si Jesús vivió allí, tanto los bizantinos, que controlaron la zona hasta el siglo VIII d.C. como los cruzados del siglo XIII así lo creían.


3.      Impresión de un sello del Rey Ezequías.


Las excavaciones en 2009 en Ophel en Jerusalén, a los pies de la muralla sur del Monte del Templo, revelaron el descubrimiento de una impresión en arcilla de un sello del rey Ezequías (727-698 a.d.C.). El equipo dirigido por el Dr. Eliat Mazar, del Instituto Arqueológico de la Universidad Hebrea de Jerusalén, manifestó que era la primera pieza hallada de un rey israelita en un entorno arqueológico. La inscripción dice: «Perteneciente a Ezequías, [hijo de] Ahaz, rey de Judá».


Sigan con nosotros en nuestras próximas publicaciones con más evidencias, que confirman que la Biblia es “El Libro fiel”.


 Aporte Web : Pr.Manuel Díaz B.



 Previous All worksNext