Escuela Dominical

domingo 15 de agosto del 2021 1° Tesalonicenses 2:5-122° Corintios 4:5

ANDAR COMO ES DIGNO DE DIOS

Lección: 1° Tesalonicenses 2:5-12
Texto: 2° Corintios 4:5

  • ANDAR COMO ES DIGNO DE DIOS

Introducción: Con la sinceridad que le caracteriza, Pablo sigue argumentando acerca de su conducta cuando estuvo con los tesalonicenses. En la presente lección muestra como debe ser el testimonio verdadero de un creyente.

Desarrollo: Pablo parte diciendo: “Porque nunca usamos de palabras lisonjeras, como sabéis” (v.5a), nunca se rebajó a la adulación, para dejar una buena impresión, o sacar ventajas, “ni encubrimos avaricia; Dios es testigo” (v5b). Pablo, no empleó la palabra del Señor como pretexto para esconder los deseos de enriquecerse. Ponerse al servicio de Jesucristo no era una falsa apariencia para la codicia, refutando toda acusación de adulación apela a los santos: “como sabéis”, pero, para refutar todo pensamiento de codicia apela a: “Dios como testigo” (v.5c).

“Ni buscamos gloria de los hombres; ni de vosotros, ni de otros” (v.6a). Aquí tenemos otro rasgo de su carácter, en el verso 4 había dicho: no como para agradar a los hombres, sino a Dios” (Gálatas 1:10), tampoco se aprovechó de ellos pudiendo “seros carga como apóstoles de Cristo” (v.6b), ya que tenían el derecho de ser sustentados económicamente (1 Corintios 9:1-9), pero decidieron no ser gravosos, antes trabajaron día y noche para proveer para sus necesidades, ya que los hermanos eran pobres y estaban perseguidos (1:6; Hechos 17:5-9). En cambio, en Corinto se vio en la obligación de trabajar para no dar ocasión a sus detractores que le acusaban de predicar por dinero.

“Antes fuimos tiernos con vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos” (v.7), pues se dio cuenta, que los nuevos convertidos necesitaban de sus cuidados. Esta misma imagen de ternura la mostró con los corintios (2 Corintios 12:14.15), también con los Gálatas (Gálatas 4:19).

“Tan grande es nuestro afecto por vosotros, que hubiéramos querido entregaros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas; porque habéis llegado a sernos muy queridos” (v.8).  El apóstol no solo se entregaba por completo a la labor de predicar el evangelio, sino también, estaba dispuesto a morir por esa causa, recordemos lo expresado en el libro de Los Hechos 21:13 “… ¿Qué hacéis llorando y quebrantándome el corazón? Porque yo estoy dispuesto no sólo a ser atado, más aún a morir en Jerusalén por el nombre del Señor Jesús”. Sin embargo, surge la pregunta; si eran capaces de dar la vida ¿Por qué salieron huyendo de Tesalónica?  Pablo y Silas fueron enviados de noche por los hermanos hasta Berea (Hechos 17:10), pues una turba levantada por los judíos opositores al evangelio, alborotaron de tal manera la ciudad, que fue necesario salir, pues Dios tenía otros propósitos con ellos.

“Porque os acordáis, hermanos de nuestro trabajo y fatiga; cómo trabajando de noche y de día, para no ser gravosos a ninguno de vosotros” (v.9a).  Aquí les recuerda como invertía tiempo, disposición y sacrificio, trabajando en dos áreas: la laboral, fabricando tiendas a fin de ganarse la vida, y en el área espiritual, enseñando y predicando el evangelio de Jesús, no siendo una carga para ellos (2 Corintios 11:9-10) “os predicamos el evangelio de Dios” (v.9b). Aunque se mencionan tres días de reposo (Hechos 17:2), sin duda se refiere a la predicación en la sinagoga. “Algunos de ellos (judíos) creyeron, y se juntaron con Pablo y con Silas; y de los griegos piadosos gran número, y mujeres nobles no pocas” (Hechos 17:4). El hecho de recibir provisiones “una y dos veces” desde Filipos da a entender una estada mucho más prolongada de tres semanas (Filipenses 4:16).

“Vosotros sois testigos, y Dios también, de cuan santa, justa e irreprensiblemente nos comportamos con vosotros los creyentes” (v.10). Pablo, afirma respecto a su propia conducta entre los tesalonicenses, que él se comportó de una manera “santa, justa e irreprensible”, y puso a la Iglesia y a Dios mismo por testigos (en boca de 2 o 3 persona consta todo asunto), de que la suficiente gracia de Dios por medio de Cristo, lo había capacitado, como afirmaba en otro lugar, para purificarse “de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios” (2 Corintios 7:1).

Conclusión: Pablo se había comparado en el versículo 7 como una madre nodriza que cuida de sus propios hijos, ahora la figura es la de un padre dedicado y amoroso. Si lo primero sugiere “ternura” y afecto, lo segundo sugiere sabiduría y consejo “como el padre a sus hijos exhortábamos y consolábamos a cada uno de vosotros” (v.11). Los exhortaba a que viviesen una vida en santificación, y los alentaba a seguir al Señor, a pesar de las persecuciones y dificultades, demostrando el gran interés que tenía el apóstol por sus hijos en la fe, además, les encargo que “anduviesen como es digno de Dios”.

 

NOTA : Cualquier consulta con la COMISION ENCARGADA 2021

Pr. Jorge Andulce P. (3°Viña del Mar) * Pr. Manuel Diaz B. (Santiago Centro)

Pr. Claudio Cisternas C. (5°Puente Alto) * Pr. Alvaro Vega (2°Quilpué)

 

 Previous All worksNext