Escuela Dominical

domingo 24 de enero del 2021 Filipenses 1:12-171 Corintios 9:16-17

El progreso del evangelio

Lección: Filipenses 1:12-17
Texto: 1 Corintios 9:16-17

  • El progreso del evangelio

Introducción: Progresar es la meta de casi todas las personas. Las iglesias también procurar progresar. Pablo había sido el apóstol de los gentiles. De hecho la Iglesia de Filipos estaba establecida en territorio gentil. El mismo apóstol, había realizado tres viajes misioneros, los que habían ayudado al progreso del evangelio en el mundo greco-romano. Ahora Pablo está preso, “más la Palabra de Dios no está presa” (2 Timoteo 2:9). En la presente lección, Pablo comparte dos formas en que se puede verificar el progreso del evangelio. Veámoslas a continuación.

Desarrollo: En primer lugar, las prisiones (v.13-14). Cuando las cosas andan mal, surge casi de manera innata el negativismo. Esto implica, que se levanta gente pesimista que no quiere trabajar. En el caso del apóstol Pablo, era dura la cosa. El llevaba en prisión al menos dos años, pero él se preocupa de motivar a la generosa y amorosa congregación de Filipos. Sus prisiones se han hecho patentes en Cristo en todo el pretorio, y a todos los demás (v.13). La versión PDT de la Biblia dice en este versículo “Toda la guardia de palacio y los demás saben que llevo cadenas porque sirvo a Cristo”. El mismo añade que, esto ha servido para que la mayoría de los hermanos, cobren animo en el Señor. Además, muchos más se atreven a hablar la palabra sin temor (v.14). Dios permita que tengamos la misma visión de Pablo, que aunque debamos enfrentar dificultados, estas también pueden ayudar al progreso del evangelio.

En segundo lugar, otros predicadores (v.15-17). Cuando Jesús dijo que: “A la verdad la mies es mucha, más los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies” (Mateo 9:37-38), estaba estableciendo una verdad que aún se mantiene vigente, la obra del Señor necesita obreros. Pablo, en su experiencia apostólica, había verificado que algunos predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad (v.15). Que unos anuncian a Cristo por contención, pero otros por amor. Los primeros (por contención), sin lugar a dudas añadían aflicción a las prisiones de Pablo, pero los segundos (por amor), reafirmaban la importancia de que aunque él estuviera en prisión, estaba en ese lugar por defender el evangelio de salvación.

Conclusión: No siempre las dificultades son obstáculos para la predicación del evangelio. El apóstol Pablo había verificado en su propia experiencia, que aún sus prisiones eran para cumplir los planes perfectos de Dios. También, reconoce que las iglesias pueden aportar al progreso del evangelio, con el involucramiento de sus miembros, y a pesar que había algunos que lo hacían de mala manera, por contiendas, Cristo finalmente era anunciado.

Nota : Cualquier consulta de la lección, la puede realizar a la comisión encargada Año 2020

Pr.Jorge Andulce P. (3°Viña del Mar) - Pr.Manuel Díaz B. (Santiago Centro)

Pr.Claudio Cisternas C. (5°Puente Alto)  -   Pr. Alvaro Vega N. (2°Quilpué)

 Previous All worksNext