Escuela Dominical

domingo 13 de diciembre del 2020 Efesios 5:28-33Génesis 2:23-24

Exhortaciones matrimoniales

Lección: Efesios 5:28-33
Texto: Génesis 2:23-24

  • Exhortaciones matrimoniales

Introducción: La relación de pareja sustentada en el matrimonio, es algo muy complejo. Donde había amor al comienzo de la relación, con el paso del tiempo, esta se va dañando al punto que en algunos casos se transforma en algo muy toxico, que generalmente termina muy mal. Hoy por hoy, es muy difícil encontrar matrimonios que perduren en el tiempo, como antaño, lo veíamos en nuestros padres y abuelos. Muchas parejas, al no saber cómo sobrellevarse terminan separándose al poco andar. Pablo, nos da importantes consejos para solucionar las diferencias entre los hombres y las mujeres en la relación matrimonial. Veámoslos a continuación.

Desarrollo: El primer consejo es para los maridos (v.28-30). Ya dijimos en la lección anterior, que el hombre es poco romántico. Parece ser, que al tener asegurada a su mujer cuando se casa, se olvida del romanticismo que debe perdurar en la relación de pareja. Por eso el consejo paulino es “Maridos deben amar a sus mujeres”. En la Biblia el amor no es un sentimiento, es un mandamiento. Se arregla mucho la relación de pareja cuando los hombres entienden este consejo. A la mujer hay que amarla cada día. Hay que amarla en la mañana, en la tarde y en la noche. Amarla en tiempos de salud y en tiempos de enfermedad. Amarla cuando las cosas andan bien y cuando van mal. El apóstol añade que el marido debe amar a la esposa como a su mismo cuerpo. Que así como cuidamos nuestro cuerpo los varones, de la misma forma debemos cuidar a nuestras esposas, de la misma manera que Cristo cuida a su Iglesia. Cristo debe ser nuestro mejor ejemplo.

El segundo consejo es para las esposas (v.33) Pablo, indica que la mujer debe respetar a su marido. Hoy vivimos tiempos en que las nuevas generaciones han perdido el respeto en general. Ya no se respeta a los padres, ni tampoco a las autoridades. Lo más funesto, es cuando en una relación matrimonial se pierde el respeto entre los cónyuges. Hay un dicho que dice “el respeto no se impone, se gana”. Entonces le toca al marido ganar el respeto de su esposa. ¿Cómo se logra esto?. El marido amando a su esposa, y la esposa respetando a su marido. Aquí resulta clave el trato entre ambos. Debe ser un trato cordial, cariñoso, amable, afable con palabras dulces que contribuyan a cimentar la relación matrimonial. La esposa, si realmente ama a su marido, debe respetarlo.

Conclusión: Cuando el matrimonio parece ser una especie en vía de extinción, hace bien, leer y practicar los consejos que el apóstol Pablo comparte con los maridos y las esposas. Al marido, en la sección de efesios 5:21-33 le dice tres veces que debe amar a su esposa. Pablo usando el recurso de la repetición,  procura que no se le olvide a los maridos cuál es su más importante tarea con su esposa “El hombre debe amarla”, tal como se ama a sí mismo. Por otra parte, a la mujer le dice, que debe sujetarse a su marido (v.22) y respetarlo. Estos son valores que marcan la diferencia en un matrimonio, y que hacen perdurable el ideal de Dios: “Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne” (V.31).

 Previous All worksNext