Escuela Dominical

domingo 16 de agosto del 2020

Introducción a la Carta de Efesios

Lección: 
Texto: 

  • Introducción a la Carta de Efesios

INTRODUCCION A EFESIOS

Autor: Pablo

Tema: Cristo y la iglesia

Fecha: Aproximadamente 62 d.C.

Trasfondo.

Efesios es una de las cumbres de la revelación bíblica y tiene un lugar único en las epístolas de Pablo. En lugar de haber sido martillada en el yunque  de la controversia doctrinal, o de problemas pastorales como muchas otras epístolas de Pablo, Efesios da la impresión de un rico desborde de revelación que se origina en la vida de oración de Pablo. Pablo escribió esta epístola mientras estaba preso por la causa de Cristo (3:1; 4:1; 6:20), probablemente en Roma. Efesios tiene numerosas afinidades con Colosenses y tal vez se escribió poco después de ella. Tíquico, colaborador de Pablo, pudo haber llevado ambas epístolas a su destino (6:2 comparar con Colosenses 4:7).

Se cree que Pablo escribió esta epístola pensando en muchos lectores y no solos en la iglesia de Éfeso, quizá como una epístola circular para las iglesias de la provincia de Asia. Originalmente cada iglesia de Asia Menor pudo haber incluido su propio nombre en 1:1, testificando de la importancia de su profundo mensaje para todas las verdaderas iglesias de Jesucristo. Muchos piensan que Efesios es la epístola a los Laodicenses, mencionada por Pablo en Colosenses 4:16.

Propósito

 El propósito inmediato de Pablo para escribir Efesios se implica en 1:15-17. El desea en oración que sus lectores crezcan en fe,  amor sabiduría y revelación del Padre de la gloria, y que vivan de manera digna del Señor Jesucristo (ver 4:1-3; 5:1-2). Pablo, por tanto, procura fortalecer su fe y sus fundamentos espirituales revelando la plenitud del propósito de Dios de redención en “Cristo” (1:3-14; 3:10-12) para la iglesia (1:22-23; 2:11-22; 3:21; 4:11-16; 5:25-27) y para cada persona (1:15-21; 2:1-10 ; 3:16-10; 4:1-3, 17-32;  5:1-6:20).

Visión panorámica: Hay dos temas fundamentales en el Nuevo Testamento; (1) como redime  Dios a los seres humanos,  y (2) como deben vivir los redimidos. Los capítulos 1—3 de Efesios tratan del primer tema, mientras que 4—6 enfocan el segundo.

(1) La sección de los capítulos 1—3 comienzan con un párrafo de apertura, que es uno de los pasajes más profundos de la Biblia (1:3-14). Este magnífico himno de redención, rinde alabanza por la elección, la predestinación y la adopción del Padre de los creyentes como sus hijos (1:3-6), porque el Hijo los redimió por su sangre (1:7-12) y por el Espíritu con su sello y depósito de garantía de su herencia (1:13-14). En estos capítulos, Pablo, recalca que en la redención por gracia mediante la fe, Dios reconcilia al creyente consigo (2:1-10) y con otros que se salvan (2:11-15), y los une en Cristo, en un cuerpo, la iglesia (2:16-22). La meta de la redención es de “reunir todas las cosas en Cristo. . . las que están en los cielos, como las que están en la tierra” (1:10).

2) Los capítulos 4—6, se componen de instrucciones prácticas para la iglesia, sobre las exigencias que la redención en Cristo pide a la vida individual y colectiva de los creyentes. Entre las treinta y cinco directrices dadas en Efesios sobre cómo vivir los redimidos, se acentúan tres amplias categorías. (1) A los creyentes se les llama a una nueva vida de pureza y separación del mundo. Se le llama a “ser santos y si manchas delante de él” (1:4), a “ser un templo santo (2:21), a que vivan de una manera digna “de la vocación con que fueron llamado”(4:1), a que lleguen “a la unidad de la fe” (4:13), a vivir en “justicia y santidad” (4:24), a andar “en amor” (5:2; comparar con 3:17-19) y a ser santificados “por la palabra” (5:26), para que Cristo tenga una “iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga, ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha” (5:27). (2) A los creyentes se les llama a un nuevo modo de vida en las relaciones familiares y vocacionales (5:22—6:9). Se han de  regir esas relaciones por principios que señalan a los creyentes como diferentes de la sociedad secular en la cual viven. (3) Por último se invita a los creyentes a permanecer firmes contra las artimañas satánicas, y las formidables “huestes espirituales de maldad en las regiones celestes (6:10-20).

 Características especiales

 Las principales características de esta epístola son cinco:

(1) El despliegue de la gran verdad teológica  de los capítulos 1—3 lo interrumpen dos de las más poderosa oraciones apostólicas del Nuevo Testamento: una, pide sabiduría y revelación en el conocimiento de  Dios (1.15-23); la otra, se enfoca en el conocimiento del amor, del poder y de la gloria de Dios (3:14-21).

(2) “En Cristo”, una expresión paulina de peso (160 veces en las epístolas de Pablo), tiene especial importancia en Efesios (unas 36 veces). “Toda bendición espiritual” y todo asunto practico de la vida se relaciona con “estar en Cristo.

(3) En Efesios, se hace  hincapié en el propósito eterno de Dios y su objetivo para la iglesia.

 (4) Hay un énfasis multifacético sobre la función que desempeña el Espíritu Santo en la vida cristiana (1:13-14,17; 2.18; 3:5,16, 20; 4:3-4, 30; 5:18; 6:17-18). 

(5) A veces se considera Efesios como una epístola “gemela” de Colosenses, porque ambas tienen ciertas semejanzas de contenido y fueron escritas alrededor del mismo tiempo (véanse los bosquejos de ambas epístolas).

Bosquejo

Saludos  (1: 1-2)

   l. Doctrina poderosa: la redención del creyente (1:3—3:21)

      A. La preeminencia de Cristo en la redención (1:3-14)

1. Su preeminencia en el plan del Padre (1:3-6)

2. Su preeminencia en la participación del creyente (1:7-12)

3. Su preeminencia en el sello del Espíritu (1:13-14)

       Oración:  Por la iluminación espiritual del creyente (1:15-23)

       B.- Los resultados de la redención en Cristo (2:1—3:21)

  1. Nos libra del pecado y de la muerte y da nueva vida en Cristo (2:1-10) 

  2. Nos reconcilia con otros que se salvan (2:11-15)

  3. Une a los creyentes en Cristo en una familia (2:16-22)

  4. Revela la sabiduría de Dios por medio de su iglesia (3:1-13)

           Oración: Por la realización espiritual del creyente (3:14-21)

   ll. Instrucciones practicas: La vida del creyente (4:1—6:20)

        A.- La nueva vida del creyente  (4:1—5:21)

                1. En armonía con el propósito de Dios para la iglesia (4:1-16)

             2. Una nueva vida de pureza (4:17—5:7)

             3. Una vida como hijos de luz (5:8-14)

             4. Cuidadoso y lleno del Espíritu (5:15-21)

        B.- Las relaciones familiares del creyente (5:22—6:9)

             1. Esposas y esposos (5:22-33)

             2. Padres e hijos (6:1-4)

                3. Esclavos y amos (6:5-9)

         C.- La lucha espiritual del creyente (6:10-20)

             1. Su aliado:  Dios (6:10, 11a)

             2. Su enemigo: Satanás y su ejército (6:11b, 12)

             3. Sus pertrechos: toda la armadura de Dios (6:13- 20).

Saludos finales (6:21-24.)

 

 Previous All worksNext