Loading...

Hitos - Históricos

Inicios del Evangelio en Chile Hitos - Históricos

Inicios del evangelio en Chile

La conquista de Chile la inicia Diego de Almagro, quién salió desde Lima, Perú, la capital del virreinato el día 03 de julio de 1535, con 50 hombres que le apoyarían en sus conquistas.

Tras un largo y penoso viaje cruzando la cordillera de Los Andes a la altura de Copiapó que le reportó un año de viaje, pudo entrar en tierras chilenas. Todas las expectativas se esfumaron rápidamente. Ellos venían en busca de oro. Solo encontraron indígenas y miseria. En febrero de 1537 vuelven a Lima totalmente derrotados.

El nuevo intento de expandir el control español al sur de Perú, lo hace Pedro de Valdivia, en 1540 sale desde Perú para conquistar las tierras chilenas. Pedro de Valdivia, llega al cerro Huelen (hoy Santa Lucia) el 12 de febrero de 1541, fundando a los pies de este cerro la ciudad de Santiago.

Desde ahí en adelante, y durante todo el período de la colonia, junto con los españoles, llega la religión católica a Chile. Por un poco más de 250 años hay una hegemonía del catolicismo en nuestras tierras. La religión católica fue impuesta por los españoles a los indígenas chilenos. Durante este período, no hay ningún atisbo de otra religión en Chile.

El catolicismo, a través de la “inquisición” mantenía a raya todo atisbo contrario al catolicismo. El control era total, a tal punto que se perseguían, brujos, judíos y herejes. Como los españoles tenían el control de los puertos, también existía un índice de libros prohibidos de ingresar a Chile. Increíblemente, en ese listado aparecía la Biblia.

Entre 1810 y 1818, fueron tiempos muy turbulentos en Chile. Los patriotas organizaron la primera junta de gobierno y entraron en conflicto y en guerra con España.

En 1810 Chile contaba con una población de aproximadamente 800 mil habitantes de los cuales el 5% solamente vivía en Santiago. (www.censo2017.cl)

Las llamada patria vieja (1810-1814) puso al mando del país a José Miguel Carrera, quién con la ayuda del embajador de Estados Unidos, que era amigo suyo, y además protestante, don Joel Robert Poinset, participó en el diseño del primer escudo nacional, que llevaba inserta la frase clave de la reforma protestante “después de las tinieblas, la luz”, y también la redacción del Reglamento Constitucional de 1812.

Ya en ese período, se abren las fronteras para que extranjeros de otros países diferentes a España, lleguen a Chile a participar del comercio. Así llega una gran cantidad de inmigrantes, mayormente, ingleses y norteamericanos. Con ellos, llegaría a Chile la fe evangélica.

Pastor Manuel Diaz Bascur - Iglesia Santiago Centro